El Periódico, con #twitterencatala

El Periódico de Catalunya se ha sumado a la campaña que la comunidad de usuarios de Twitter ha impulsado para conseguir una traducción de esta herramienta al catalán. La exitosa campaña se lanzó el sábado, precisamente el día del sexto aniversario de la obtención del dominio .cat, 16 de septiembre, y la misma semana que Twitter aprobaba la traducción a cinco idiomas más. Entre estos no figura la lengua catalana, a pesar del compromiso que su CEO, Dick Costolo @dickc, adoptó enBarcelona a principios de año a través de este tuit. Meses antes el periodista Albert Cuesta había abierto un formulario para que los internautas enviasen la petición a Twitter y, de pasada, tuiteasen la petición colectiva. Este formulario superó las 5.000 adhesiones este mismo sábado, a partir de una acción conjunta de usuarios de Twitter que respondían a la convocatoria de publicar tuits a las 8 de la tarde, con la etiqueta #twitterencatala, instigada unos días antes por el expresidente del Parlament Ernest Benach.

El director de El Periódico, Enric Hernàndez, anunció el sábado que el diario se sumaba a la campaña con este tuit en su cuenta de Twitter, donde previamente ya había invitado a sus seguidores a participar en la acción. Después se sumaron otros medios de comunicación, y a las 8 en punto de la tarde mientras los aficionados del Barça esperaban el inicio del partido contra el Osasuna la avalancha de tuits con la etiqueta #twitterencatala fue espectacular. El Futbol Club Barcelona se sumó a la iniciativa, y su presidente, Sandro Rosell, retuiteó el mensaje de adhesión emitida por la entidad. Al acabar el partido, y después de la presión amistosa de muchos usuarios, el jugador Carles Puyol también hizo el gesto de adhesión. Este mismo lunes ha sido su compañero de equipo Cesc Fàbregas quien se ha levantado deseando la traducción de Twitter en catalán.

El Periódico y el Barça son medios de comunicación y entidades potentes del país que daban un empujón a una campaña de agitación digital transversal, a la que se sumaban entidades, partidos políticos, personalidades con miles de followers y usuarios de Twitter con pocos seguidores. Algunos de los famosos comprometidos han tenido que aguantar insultos y ataques de internautas del resto del Estado que han interpretado la reivindicación de la comunidad catalana en clave excluyente, algunos de ellos teñidos de un nacionalismo español recalcitrante. Este mismo lunes el presentador de televisión y humorista Andreu Buenafuente ha sido atacado después de sumarse a #twitterencatala. Buenafuente seguía la estela de otros personajes populares como el colaborador de este diario y también presentador de televisión Jordi Évole.

La avalancha de tuits provocó una reacción airada entre determinados personajes de Madrid, como por ejemplo el periodista Pedro J. Ramírez. Mientras exclamaba por la iniciativa y la vinculaba a la obligación legal de parar la immersión lingüística en la escuela catalana, a 6.000 kilómetros de distancia el padre del concepto web 2.0, Tim O’Reilly, pedía a los ejecutivos de Twitter por qué no concedía la traducción solicitada por los catalanes, un mensaje para la historia instigado el mismo sábado por la usuaria catalana de adopción y nacida en Massachusetts Liz Castro, autora, deprisa y corriendo, de este texto en inglés.