El primer debate televisado europeo

Las elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar en España el 25 de mayo. Aunque es muy probable que el resultado se decida un par de semanas antes, en concreto el día 15 y el 20 de mayo. Esas son las dos fechas en las que la Unión Europea de Radiodifusión (un conglomerado de televisiones públicas europeas sin ninguna conexión con la Unión Europea) ha decidido organizar por primera vez dos debates televisados entre los candidatos de los diferentes partidos europeos.

· Criterios de selección
Los criterios que se utilizarán para seleccionar a los participantes han sido publicados esta semana. Se deberán cumplir dos pautas: primero, los participantes deben ser candidatos nominados por uno de los 13 partidos europeos que tienen representación en el Parlamento Europeo (aquí puedes consultar la lista completa). Esa pauta, en principio, es un claro incentivo para que los partidos presenten candidatos. ¿Qué posición, por ejemplo, acabará adoptando el AECR, el partido anti-federalista de los conservadores británicos que se niega a presentar un candidato?

La segunda pauta es que los partidos que quieran participar al debate televisado tienen que pertenecer a uno de los siete grupos parlamentarios (el listado completo aquí). Eso elimina directamente a partidos como el AEL, compuesto por ultraderechistas europeos como Marine Le Pen, la cual ocupa actualmente su escaño sin adscripción a ningún grupo parlamentario.

· El formato
Todavía falta por determinar lo más importante: cómo se distribuirá el contenido de lo que discutirán los candidatos, pero algunos otros detalles relativos al formato ya se conocen. Para el debate del 15 estarán invitados todos los candidatos que cumplan los criterios mencionados anteriormente. Eso significa que habrá, por lo menos, cinco participantes: Martin Schulz, el candidato del Partido Popular Europeo elegido en el congreso del 6 y 7 de marzo, Guy Verhofstadt, José Bové o Ska Keller y Alexis Tsipras.

El segundo debate, el del día 20, enfrontará a los dos candidatos que estén liderando las encuestas en ese momento. Una metodología que deberá tener en cuenta un sistema de encuestas que por primera vez utiliza cifras a escala europea.

Cómo ocurre en los debates nacionales, la forma se convertirá en fondo. Los precedentes históricos son la mejor muestra de ello: ¿Quién decidirá el tipo de plató? ¿Los colores? ¿La temperatura de la sala? ¿El tiempo de palabra?

Curiosamente la única mujer presente puede que sea la moderadora, una presentadora italiana que trabaja para RaiNews, Monica Maggioni. ¿Por qué ella? La falta de explicaciones sobre los criterios utilizados es una mala decisión y puede provocar polémicas que podrían evitarse en las próximas semanas.

· Seguimiento
La pregunta clave que todavía no ha sido respondida es si los debates se podrán seguir también vía streaming. En cuanto a seguimiento en las redes sociales, el hashtag para seguir ambos eventos será #TellEUROPE.

Las incógnitas y los desafíos que plantea esta iniciativa histórica a nivel europeo son múltiples: ¿se utilizarán las tres lenguas de trabajo de la Unión Europea, el alemán, el francés y el inglés, o se optará por una sola? ¿Tendrán los candidatos la libertad de expresarse en diferentes lenguas? ¿Cómo se organizará la traducción para que el debate abarque las 24 lenguas oficiales en Europa?

· ¿Y en España?
¿Habrá un debate ‘paralelo’ en España? Es de esperar que así sea. De momento, los más atrevidos han sido los británicos, en particular el líder del partido más europeísta en la isla, el liberal-demócrata Nick Clegg, y el eurodiputado anti-europeísta Nigel Farage. Ambos han aceptado debatir el próximo 22 de mayo. Un debate que traerá cola.

Bonus : para más información sobre el debate puedes seguir la cuenta @EVNDebate