Crónicas de #SmartCities nada marcianas

Ray Bradbury en su famoso libro Crónicas marcianas junto varios relatos sobre la colonización de Marte , hace un año, en la primera edición del Smart City Congress a más de uno se le ponía cara de estar escuchando un relato de Bradbury cuando le explicaban lo que se puede hacer con la tecnología, gracias a los sensores, la programación, las Bigdata, opendata, la geolocalización, las smart greeds, etc.

Un año después podemos decir que el congreso esta funcionando muy bien por diferentes razones, la más importante que apuntaba su director Luis Gómez hace unos días en la previa de mesa redonda que organizo El Periódico al respecto del evento, es que muchos profesionales de todo el mundo ya han apostado por venir a Barcelona al ver que el evento se consolida y tiene un formato reconocible.

La segunda razón es que muchas personas que buscaban una salida profesional tras ver como su actividad en el sector de la Construcción o el medioambiente, quisieron ver en las SmartCities una nueva salida profesional, y posiblemente en unos años lo sea, pero lo cierto es que hoy por hoy, hay una capa de profesionales multidisciplinares que son los que están abriendo camino, haciendo propuestas y protocolizando como se desarrollara la comunicación y la toma de decisiones entre los diferentes operadores, los gobernantes y los diferentes servicios que tengan que poner en practica lo que se decida, sobre ellos gravita un nuevo termino denominado interoperabilidad.

En consecuencia en esta segunda edición hay menos publico local en el evento pero hay más profesionales con claras posibilidades de generar negocio.

En tercer lugar ya se vislumbran proyectos, movimientos institucionales nacionales e internacionales y diferentes empresas y servicios que ya han visto como apostando por esta nueva actividad o conjunto de ellas, neocolonizarán nuestras ciudades, mediante proyectos, aplicaciones y la necesaria interpretación de un flujo cada vez  mayor de datos que la ciudad como ente vivo genera.

Ahora lo que hace falta es que los alcaldes, técnicos y profesionales con capacidad de prescripción tomen partida, definan sus necesidades y luego empiecen a ver sus ciudades de una manera diferente. Una nueva industria esta naciendo.

El futuro de la ciudades será Smart, por que el cambio climático, la necesaria racionalización de los recursos energéticos, la tecnología, las TIC y la sostenibilidad como consecuencia de la concienzación social y de la crisis económica nos están haciendo cambiar.

Quizás te interese también:

Cambio de Chip, Especial de El Periódico sobre #SmartCities

-Informe del Estado de las Ciudades, City Prosperity Index

Gobernanza electrónica y Smart Societies

Es necesario que las ciudades dispongan de un cerebro que ayude al gestor a analizar la información

Resiliencia urbana, una nueva mirada sobre las ciudades

-Las Claves de las Smart Cities