Nueve grandes retos que plantean las #SmartCities

Crear urbes al servicio de las personas Tecnología y sostenibilidad son las temáticas que centrarán el debate para diseñar la ciudad inteligente.

El actual estado de la tecnología permite tener al alcance de la mano un nuevo modelo de ciudad, denominada inteligente, capaz de gestionar mejor los recursos y la información, favorecer la participación ciudadana, mejorar la movilidad y la seguridad y conseguir, en definitiva, que los ciudadanos vivan mejor. En ese diseño de futuro no todo está dicho; por eso, Fira deBarcelona, que organiza el segundo Smart City Expo World Congress, ha querido reunir a los mayores expertos en las áreas mencionadas para responder a cuestiones tales como el reto del crecimiento demográfico urbano o los modelos de gestión de recursos. El congreso, que reúne a líderes y expertos nacionales e internacionales en transformación urbana, se convierte en la cita indispensable para impulsar el intercambio al más alto nivel de conocimiento e ideas.

Una smart city o ciudad inteligente es, en parte, un objetivo sobre el que aún hay que ponerse de acuerdo cara a conseguir que puedan cubrir más eficazmente las necesidades de las personas. Fira de Barcelona acoge, entre el 13 y el 15 de noviembre, el Smart City Expo World Congress al que acudirán prestigiosos especialistas como Kenneth Berlin, asesor en la materia del presidente de Estados Unidos, y Carlo Ratti, director de SENSEable City Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). También participarán otros expertos como Aaron Renn, responsable de The Urbanophile o John Moore, fundador de Government in the Lab. ¿El objetivo? Realizar propuestas y compartir experiencias sobre los nueve grandes retos que plantean las ciudades inteligentes.

1 ENERGÍAS RENOVABLES.Según se desprende de todos los estudios disponibles, en la actualidad las ciudades son las principales emisoras de CO2, lo que enfrenta a los expertos al reto de aumentar la producción de recursos renovables, cara a reducir el impacto medioambiental, tener hogares con cero emisiones y desarrollar la infraestructura eléctrica necesaria para promover el uso de vehículos eléctricos.

2 MÁS INNOVACIÓN. Otro de los grandes temas que se tratarán durante el congreso será cómo afrontar la necesaria transformación de la ciudad en un ente sensorial que responda en tiempo real a los desafíos que plantea la movilidad, la energía y la protección medioambiental. Habrá que establecer sistemas capaces de manejar la enorme cantidad de información generada por sus habitantes e infraestructuras.

3 TECNOLOGÍA PARA PARTICIPAR. Las nuevas tecnologías están favoreciendo la creación de un nuevo escenario para permitir a los ciudadanos desarrollar sus iniciativas, impulsando su creatividad e innovación. Esa tecnología también proporcionará herramientas para impulsar la participación y para desarrollar gobiernos abiertos.

 4 PROTECCIÓN MEDIOAMBIENTAL. El congreso reflejará una de las cuestiones más polémicas de la actualidad: el deterioro medioambiental. Las ciudades son grandes consumidoras de energía y recursos naturales, por lo que se deberán desarrollar infraestructuras descentralizadas para la producción d energía. Los sistemas para la gestión de aguas y residuos deben evolucionar desde el modelo actual de reciclaje hacia un nuevo paradigma que incluya el ciclo de vida de los productos, procedimientos de logística inversa y la reducción de residuos y de consumo de agua.

5 NUEVO ESCENARIO. Las ciudades se diseñan, desde hace 50 años, a escala automovilística. El reto ahora, sostienen los expertos, es hacerlo a escala humana. El debate se centra en la forma en que se deberían construir las casas y los edificios, para utilizar únicamente los recursos necesarios, generando a la par espacios urbanos que permitan probar nuevas soluciones tecnológicas y programas piloto.

6 MOVILIDAD. La cuestión de la movilidad es una de las que experimenta una mayor transformación, ya que se ha pasado de prestar atención a las políticas relacionadas con el desarrollo de infraestructuras, a centrarse en las políticas para mejorar e integrar la gestión de los servicios de movilidad. Las nuevas tecnologías tienen en esto un papel crucial para ofrecer información en tiempo real, o cambiar la señalización según las condiciones del tráfico, por ejemplo.

7 MAYOR PARTICIPACIÓN. A pesar de la actual situación económica, el ciudadano exige a los poderes públicos cada vez mayor eficiencia en los servicios a la par que solicita una mayor participación en las decisiones que se toma a nivel local. Los gobiernos municipales deberán ser cada vez más activos en la implementación de programas y políticas económicas.

8MÁS SEGURIDAD. Las nuevas tecnologías son pieza fundamental a la hora de gestionar, supervisar y detectar accidentes, fallos en sistemas o anomalías y de dirigir situaciones de emergencia. Ofrecen capacidad para reaccionar ante desastres naturales inesperados o accidentes que ocasionan alteraciones en los servicios urbanos.

9 SISTEMAS INTELIGENTES. Las nuevas ciudades necesitan desarrollar sistemas avanzados de información y prospección. Se basan en las técnicas de geolocalización y en la utilización de sensores y multisensores para la obtención de datos, el uso de la informática móvil, el almacenamiento virtual, las aplicaciones 3D, el posicionamiento de satélites y el desarrollo de nuevas soluciones web geoespaciales.

Quizás te interese también:

Cambio de Chip, Especial de El Periódico sobre #SmartCities

Mesa redonda Metropolis inteligentes #SmartCities

- Informe del Estado de las Ciudades, City Prosperity Index

Gobernanza electrónica y Smart Societies

Es necesario que las ciudades dispongan de un cerebro que ayude al gestor a analizar la información

Resiliencia urbana, una nueva mirada sobre las ciudades

Las Claves de las Smart Cities