Obsesiones modernas, modelos freemium y monetización

freemium

Al próximo que diga que internet es el futuro tendremos que enviarlo a un lugar lejano y sin wifi. Ese puede ser un sentimiento común entre los que se pasan gran parte de tiempo trabajando en empresas, proyectos y servicios vinculados con la red, cuando hablan con personas que niegan la evidencia de que internet y la red es ya una parte consustancial de todos nuestros actos.

Por buscar una analogía, es imposible encontrar en Europa y casi en el mundo, un bosque en el que no sea visible la intervención del hombre, tala de arboles, selección de plantas, movimiento de tierras, etc. En nuestra sociedad cada vez es más difícil realizar un proceso en el que no utilicemos la red, los buscadores y las nuevas herramientas  que la tecnología nos brinda.

Por todo ello estamos creando una sociedad de la información con nuevas obsesiones, como la de comprobar en los buscadores cualquier duda por pequeña que sea, pero lo que realmente demuestra como cuesta adaptar la sociedad y los negocios es la percepción de que en la red todo es gratis, cuando precisamente hay millones de puestos de trabajo basados en los beneficios de la economía real que ya está generando la red. Portales verticales, servicios, e-commerce, publicidad, etc.

Freemium

En este contexto cada vez son más importantes los  modelos de negocio que funcionan ofreciendo servicios básicos gratuitos, mientras se cobra por otros más avanzados o especiales. La palabra freemium es una contracción en inglés de las dos palabras que definen el modelo de negocios: free y premium.

La necesidad de conseguir tener una web con un trafico importante de gente que llegue mediante las búsquedas en la red, contenidos de calidad que permita que se queden y finalmente que decidan realizar compras o micropagos por los servicios que se les ofrece o la información que a la que tienen acceso o compran, es una obsesión para todo tipo de profesionales y sectores.

Tal como se preguntan en el Blog webmetrics,  ¿ y yo puedo usar este modelo Freemium? un producto Free con valor añadido. Esto es elemental pero muchas veces se tiende a confundir la Gran Idea con lo que la gente quiere. Será todo lo Gran Idea”que quieras pero la gente no lo necesita o no lo quiere. Al pan pan, y al vino vino.

- Un producto que se puede duplicar digitalmente. Solo un bajo porcentaje de los usuarios Free comprarán algo así que para que esto sea rentable, los costos de distribución han de ser mínimos, y la duplicación digital permite justamente esto, la copia y distribución a coste casi nulo.

- Un producto de gran expansión. Llamar la atención al usuario con un producto Free es el Quid de la cuestión, tras lograr esto, entonces ofrece complementos Premium de este producto a los usuarios Free.

- Una distribución del producto amplia. Si aumenta la demanda del producto Free, de la misma forma aumentará la demanda de producto Premium. A mayor número de usuarios Free, mayor número de usuarios que pagarán por el servicio Premium. Utiliza los canales emergentes como las redes sociales y el marketing en Social Media para ello.

- Un producto que mejora cuántos más lo usen. El usuario Free ha de tomar conciencia de esto. Será un punto de motivación extra para que este último se decante finalmente por la compra del servicio Premium.

Finalmente, la pregunta es: Tengo la idea pero ¿cómo lanzo al aire mi proyecto Freemium?

La Red

Como ya definió hace años Walid Mougayar, la red es, a la vez, un medio de comunicación, un mercado, un entorno de aplicaciones, un entorno de transacciones y, por supuesto, un red. Es todo eso, pero todo al mismo tiempo y nunca por separado.

Monetización

La palabra mágica para los portales, sin tener en cuenta los elementos anteriormente citados es prácticamente imposible conseguir hacer rentable una web, lejos queda cuando una web solo servía como tarjeta de presentación, sin embargo todo esta pasando tan rápido que nos obliga continuamente a ser aprendices de todo o exploradores. Todo ello pasa a la vez que se generan nuevas plataformas para servir de autopistas de nuestras propuestas comerciales, la nueva herramienta de analítica de Pinterest seria un buen ejemplo. Facebook cumple un año en bolsa con perdidas, y los medios de comunicación de todo el planeta buscan formulas para re inventar el presente.

Al próximo que diga que internet es el futuro…

Quizás te interese también: