Peter Greenaway, Abel Gance y la Polyvision.

Estos días hemos contado con la presencia del director de cine Peter Greenaway en Barcelona, gracias a su participación en el evento Docs Barcelona, al margen de su  capacidad creativa y transgresora, habla reiteradamente sobre la muerte del cine tal como lo entendemos y de la libertad expresiva que le aportan las tecnologías actuales, concretamente la multivisión.

Es interesante recordar que en los años veinte del siglo pasado las vanguardias creativas francesas debatían sobre la inminente muerte del cine, como expresión artística, con el advenimiento del cine sonoro. Entre aquel grupo de intelectuales capitaneados por Antonin Artaud, había un director de cine que se hizo un lugar en la historia por su película Napoleón de 1927, Abel Gance; en ella, utilizo por primera vez la polyvision, sistema panorámico especial, con tres pantallas y tres proyectores, que le permitía mostrar tres acciones simultáneas, en forma de tríptico, mostrando de una manera nunca vista hasta entonces los movimiento de las tropas en el campo de batalla. Posteriormente, en la década de los sesenta y especialmente en los setenta se oiría hablar mucho de la muerte del cine ante el imparable avance de la televisión, los cambios sociales que se producían y la pérdida de influencia del séptimo arte.

Mientras tanto la tecnología se ha enriquecido con un sinfín de avances  en el terreno del audio y  de la imagen como el Dolby, el Dolby surround, el cinemascope, las pantallas 16/9, las planas, la grabación y emisión en alta definición, la democratización de los aparatos de grabación y reproducción,  la TDT ( Televisión Digital Terrestre) y el cine y la televisión 3D.

Además, la capacidad de ver todo tipo de documentos en cualquiera de las múltiples plataformas existentes en la red, o de almacenarlas en discos duros o dispositivos híbridos receptor-grabador como iplus o otros muchos modelos de descodificadores de TDT, hacen que  el exceso de oferta nos haga especialmente críticos con lo que vemos.

Muchos ejemplos de creación multipantalla están precisamente pensados para visualizarse mediante polyvision, mientras que el termino multipantalla define mejor la posibilidad de ver desde distintas pantallas (como un televisor, un móvil, una consola de videojuegos, un portátil, una tableta, etc.) diferentes contenidos; quizas es correcto pensar que los más jóvenes tienen una mentalidad multipantalla, al no limitarse a una manera única de visionado. Otro tema es la intención original del autor…

Creadores como Greenawey utilizan la capacidad de los medios actuales para hacer espectáculos en los utilizan las imágenes como un pinchadiscos utiliza las canciones, empleando dos grandes pantallas táctiles de plasma a partir de las cuales va seleccionando los fragmentos que componen la proyección como en el caso de The Tulse Luper Vj Performance. Con música de Serge Dodwe; o buscando nuevos discursos narrativos, mediante las posibilidades que brinda la disposición de múltiples capas de imágenes superpuestas en un mismo vídeo como en el caso de M es para Mozart music

Es improbable que el cine muera pero es seguro que seguirá cambiando y adaptándose a una sociedad cada vez +Digital.