Samsung Galaxy S III Mini, a prueba

Pequeño en tamaño pero gigantesco en cuanto a prestaciones, el Samsung Galaxy S III Mini ofrece características similares a las de su hermano mayor, el Samsung Galaxy S III, pero en un tamaño más compacto y muy manejable. Mantiene el manejo fácil e intuitivo, así como un diseño inspirado en la naturaleza, en un smartphone que presenta una pantalla de 4.0 pulgadas y gran rendimiento.

Samsung Galaxy S III Mini, por su tamaño compacto facilita a los usuarios un agarre cómodo y un funcionamiento adecuado, con una sola mano. Durante la prueba a la que ha sido sometido ha dejado ver sus buenos reflejos, gracias a la pantalla Super AMOLED que permite visionar todo tipo de documentos, videos e imágenes con óptima nitidez y colores vivos.

Incorpora sistema operativo Android Jelly Bean (Android 4.1) que proporciona gráficos más rápidos y fluidos así como innovadoras funciones, como el buscador de Google y su apreciada Google Now, que ofrece información muy útil, incluso, antes de pedirla.

Galaxy S III Mini se caracteriza también por su marco extremadamente delgado y curvado que ofrece una sensación natural, que también se refleja en su pantalla de inicio, fondos de pantalla y tonos de llamada inspirados en la naturaleza.

Hemos podido comprobar que mantiene todas las funciones inteligentes del Galaxy S III como la S Voice, un sistema de reconocimiento avanzado de lenguaje, permite utilizar la voz para desbloquear el teléfono, reproducir canciones, subir o bajar el volumen, organizar el calendario, o iniciar automáticamente la cámara para comenzar a hacer fotos.

Se trata de un dispositivo que es capaz de entender los gestos, lo que permite un funcionamiento sencillo y natural: con Smart Stay, la cámara del teléfono rastrea los ojos y mantiene la pantalla encendida mientras se está mirando. Al leer un mensaje de texto, la función Direct Call, hace posible marcar automáticamente el numero de teléfono saciado simplemente acercando el teléfono a la oreja; y la Smart Alert avisa de llamadas perdidas o mensajes con sólo coger el teléfono.

La función S Beam permite compartir un archivo de música de 10 MB en apenas dos minutos acercando el terminal a dispositivos compatibles, incluso sin una señal telefónica o Wi-Fi. Finalmente, la función Buddy photo share permite compartir fotos de manera instantenea con todos los amigos que aparecen en una imagen, directamente desde la cámara o desde la galería de fotos.

La batería tiene una capacidad de 1500 mAh,. suficiente para utilizar el dispositivo durante un día entero. El procesador es un DualCore a una frecuencia de 1GHz, siendo la memoria RAM de 1GB. La cámara trasera tiene 5 megapíxeles y la frontal es VGA.

Durante las pruebas el dispositivo ha mostrado resultados impecables teniendo en cuenta que se trata de un equipo de gama media alta (unos 325 euros libre para el modelo de 8 GB).

Quizás también te interese

Samsung lanza una nueva tele curvada