Nuevas tecnologías de forma sostenible #SmartCity #FCC

Entrevista a Alfonso García García, Director de los servicios técnicos de FCC Medioambiente.

Pretendemos seguir siendo la compañía de referencia en la introducción de nuevas tecnologías de forma sostenible

Los vehículos eléctricos provocan menor impacto medioambiental

¿Cómo describiría la flota de vehículos eléctricos de la que dispone FCC para la prestación de servicios urbanos? Está compuesta por 12.000 vehículos industriales dedicados a la actividad medioambiental y urbana, de los cuales 1.200 son propulsados por gas natural, con un consumo anual de más de 12 millones de metros cúbicos de gas natural vehicular. También disponemos de más de 300 vehículos eléctricos con tecnología propia. En total, FCC presta servicios urbanos en más de 20 países en Europa, América y Oriente Medio.

¿Qué tipo de servicios realiza su compañía en Barcelona? Se encarga de la recogida de residuos municipales, la limpieza de espacios públicos, la limpieza y el mantenimiento de las fuentes y el alcantarillado y la limpieza de Mercabarna y del Port Vell. En la capital catalana hay en servicio más de 700 equipos, de los cuales 287 cuentan con motor de combustión de gas natural comprimido. Por otra parte, hay 15 recolectores compactadores eléctrico-híbridos y 98 vehículos auxiliares eléctricos, correspondientes a las renovaciones de los últimos años. El resto operan con biodiésel.

¿Qué ventajas aportan los vehículos eléctricos? Consiguen dar servicio con menor impacto medioambiental, además de una considerable reducción en las emisiones de ruido. Optimizan el consumo energético, recuperando la energía de la frenada y sustituyendo de forma muy importante el uso de combustibles diésel o gas por la energía eléctrica, que puede recargarse en el parque desde la red eléctrica o autorrecargarse durante su funcionamiento en modo transporte. El ahorro energético –y, por consiguiente, de emisiones– se consigue en base a dos argumentos técnicos. Por una parte, el mayor rendimiento de la tracción eléctrica frente a la tracción mecánica propia del motor térmico (el aprovechamiento energético de la primera es casi cinco veces mayor que la segunda). Por la otra, el diseño de tracción desarrollado por FCC recupera energía durante las retenciones de tráfico, que queda almacenada en la batería. Al ser un vehículo urbano de frecuentes paradas y arranques, este factor es muy importante.

Para los trabajos de recogida de residuos FCC ha optado por un vehículo eléctrico-híbrido. ¿Por qué motivo? El consumo energético de un camión recolector compactador es muy elevado por dos motivos: el funcionamiento de la carrocería de compactación y la gran frecuencia de arranques y paradas que realiza. Por estas dos razones, hoy no es técnicamente posible la existencia de un vehículo eléctrico para servicios de recolección y compactación de residuos con iguales prestaciones que un vehículo propulsado por una cadena cinemática con motor térmico y caja de cambios (requeriría unas baterías muy grandes y no le quedaría suficiente carga útil).

¿Cómo funcionan estos vehículos eléctrico-híbridos? Durante la recolección es un vehículo eléctrico, en el que se ha dimensionado la batería al efecto, haciendo posible la autorrecarga en transporte (es decir, mientras el vehículo se traslada a la descarga). El resto de la jornada funciona en transporte y lo hace con un motor térmico de gas o diésel, autorrecargando las baterías. El vehículo eléctrico también permite una aceleración mayor y es más rápido en el conjunto del servicio, siendo el resto de prestaciones y rendimientos similares a las de un vehículo convencional equipado con motor térmico.

Para el servicio de limpieza viaria FCC ha desarrollado un vehículo auxiliar con tracción eléctrica. ¿Qué prestaciones ofrece? El vehículo auxiliar de limpieza vial ofrece unas prestaciones similares a los vehículos de motor de combustión en cuanto a velocidad y capacidad de carga, siendo notable la aceleración obtenida con el motor eléctrico, que ofrece el par máximo a velocidades bajas. En cuanto a autonomía, el vehículo es capaz de realizar un servicio completo sin problemas, y en algunos casos incluso doblar turno sin recargar la batería.

¿Qué estrategia sigue FCC para conseguir una gestión sostenible de los servicios urbanos que presta? FCC ha sido pionera en la investigación e introducción de nuevas tecnologías en los servicios urbanos, siendo la primera empresa con recolectores de gas natural (en el año 1999) y recolectores eléctrico-híbridos (en el año 2005). Pretendemos seguir siendo la compañía de referencia en la introducción de nuevas tecnologías de forma sostenible en estos servicios, trabajando con empresas punteras de los distintos sectores tecnológicos y buscando siempre soluciones sostenibles y reales que mantengan o aumenten la calidad de los servicios. Creemos que estamos en el buen camino, desarrollando vehículos de muy bajo impacto ambiental, optimizando los servicios e introduciendo nuevas tecnologías.

 ¿Qué retos afronta la compañía en el campo de los servicios urbanos? El reto principal es mejorar continuamente–siempre que la tecnología lo permita–el nivel de calidad del servicio prestado, y seguir reduciendo el impacto medioambiental. El desarrollo y la implantación de nuevas tecnologías cada vez es más exigente y son necesarios esfuerzos importantes para continuar un camino en el que creemos y en el que llevamos muchos años trabajando.

Texto extraído de  Cambio de Chip, Especial de El Periódico sobre #SmartCities

 

Quizás te interese también:

Mesa redonda Metropolis inteligentes #SmartCities

-Informe del Estado de las Ciudades, City Prosperity Index

Gobernanza electrónica y Smart Societies

Es necesario que las ciudades dispongan de un cerebro que ayude al gestor a analizar la información

Resiliencia urbana, una nueva mirada sobre las ciudades

-Las Claves de las Smart Cities