#SmartCities con cimientos 2.0

El Ayuntamiento de Barcelona se ha erigido como impulsor en la elaboración de un protocolo internacional de las smart cities (CP), que establecerá cuáles son los criterios que deben cumplir las ciudades inteligentes del futuro. Con esta iniciativa, la capital catalana se convierte en líder mundial de una nueva forma de hacer urbanismo bajo el paraguas de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). El CP establece el marco para lograrlo. Se trata de un nuevo programa diferenciado que permitirá un mayor entendimiento y cooperación entre los diferentes actores –ayuntamientos, universidad, instituciones, empresas y sociedad– relacionados con el desarrollo de ciudades sostenibles, eficientes, cohesionadas, innovadoras e inteligentes. El protocolo abordará las ciudades de una forma integrada y, al mismo tiempo, establecerá claras responsabilidades compartidas. Además, el protocolo se desarrollará de una forma abierta, transparente y basada en los principios de la colaboración, para obtener resultados fiables y universalmente útiles. Al igual que el IP (Protocolo Internet), el CP será pensado, debatido y desarrollado abiertamente a nivel internacional, aprovechando lo mejor de cada comunidad. El protocolo cuenta con su propia enciclopedia virtual, en la dirección www.cityprotocol.org/wiki.

A ESCALA EUROPEA Junto al anterior, son muchos los sitios de internet que promueven un espacio de trabajo y colaboración a favor de las smart cities. Otro es http://eu-smartcities.eu, web de The Smart City Stakeholder Platform. Esta plataforma ofrece una oportunidad única para los individuos y las organizaciones de toda Europa para participar en la elaboración de un mapa de ruta de las ciudades inteligentes en el viejo continente. Los participantes en dicha plataforma –que, en su mayoría, responden a un perfil técnico– pueden aportar soluciones concretas, ejemplos de buenas prácticas y propuestas innovadoras. Un recurso que nutren y del que se nutren, entre otros, los especialistas en el desarrollo y la implementación de soluciones tecnológicas. Digno de mención es también el proyecto Open Cities (www.opencities.net), en el que participan diversas ciudades europeas –entre ellas Barcelona– que han hecho públicos sus datos para uso privado y comercial. Esta iniciativa fue creada con el objetivo de acercar el sector público al concepto de innovación abierta, para mejorar la calidad de vida en las metrópolis. Se trata de usar de manera más eficiente los espacios urbanos, las tecnologías de redes avanzadas, las ideas de los ciudadanos e involucrar a los residentes en la creación de las ciudades inteligentes del mañana. Otro ejemplo es www.smartgrids.eu, la plataforma tecnológica europea para las redes eléctricas del futuro, que inició su andadura en el año 2005. Su principal objetivo es formular y promover una visión de cuál es el camino que deben seguir las redes eléctricas europeas en el futuro, más allá de la frontera del 2020. En las smart grids la clave se encuentra, por supuesto, en las fuentes de energía limpia, pero también en las tecnologías informáticas, que permiten optimizar la producción y la distribución de electricidad con el fin de equilibrar mejor la oferta y la demanda entre productores y consumidores. Asimismo, el término red inteligente se asocia a menudo con el concepto de medidores inteligentes, capaces de ofrecer una facturación detallada por franjas horarias, lo que permitiría a los consumidores no solo elegir las mejores tarifas de entre las diferentes empresas eléctricas, sino también discernir entre las horas de consumo, repercutiendo finalmente en un mejor uso de la red. Este sistema también permitiría mapear con más precisión el consumo y anticipar mejor las necesidades futuras a nivel local.

Texto extraído de  Cambio de Chip, Especial de El Periódico sobre #SmartCities

 

Quizás te interese también:

Mesa redonda Metropolis inteligentes #SmartCities

-Informe del Estado de las Ciudades, City Prosperity Index

Gobernanza electrónica y Smart Societies

Es necesario que las ciudades dispongan de un cerebro que ayude al gestor a analizar la información

Resiliencia urbana, una nueva mirada sobre las ciudades

-Las Claves de las Smart Cities