Archivo para agosto, 2013

  • El traslado de peregrinos a Tierra Santa fue para los marinos de la Edad Media, según cuenta David Abulafia en El gran mar, un negocio muy lucrativo. Supongo que como lo son ahora las pereginaciones a Roma o a La Meca. La diferencia es que los viajes de antaño eran más largos, más peligrosos y más duros, tal como lo cuenta el dominico Félix Fabri, que en 1480 viajó de Alemania a Tierra Santa. En su crónica habla de incomodidades sin fin, de los gusanos […]

    Lord Byron y el turismo cultural

    El traslado de peregrinos a Tierra Santa fue para los marinos de la Edad Media, según cuenta David Abulafia en El gran mar, un negocio muy lucrativo. Supongo que como lo son ahora las pereginaciones a Roma o a La Meca. La diferencia es que los viajes de antaño eran más largos, más peligrosos y más duros, tal como lo cuenta el dominico Félix Fabri, que en 1480 viajó de Alemania a Tierra Santa. En su crónica habla de incomodidades sin fin, de los gusanos […]

    Continuar leyendo...

  • Leyendo El gran mar, un interesante libro sobre el Mediterráneo del catedrático de Cambridge David Abulafia, me encuentro con unos cuantos párrafos que describen cómo era la vida a bordo de los barcos que cruzaban el Mare Nostrum en el siglo XII. Abulafia parte de la aventura del geógrafo valenciano Ibn Yubair, que salió de Ceuta en un barco genovés el 24 de febrero y llegó a Alejandría el 26 de marzo de 1183, desde donde prosiguió viaje por tierra hasta La Meca. En 1185 […]

    Los entrañables cruceros del siglo XII

    Leyendo El gran mar, un interesante libro sobre el Mediterráneo del catedrático de Cambridge David Abulafia, me encuentro con unos cuantos párrafos que describen cómo era la vida a bordo de los barcos que cruzaban el Mare Nostrum en el siglo XII. Abulafia parte de la aventura del geógrafo valenciano Ibn Yubair, que salió de Ceuta en un barco genovés el 24 de febrero y llegó a Alejandría el 26 de marzo de 1183, desde donde prosiguió viaje por tierra hasta La Meca. En 1185 […]

    Continuar leyendo...

  • A veces viajas para ver amigos, y a veces son ellos los que te viajan. Quiero decir que ellos te visitan en nombre de la amistad y para contarte cosas de su país. Es lo bueno de los viajes, que no sólo ves lugares maravillosos, si no que también descubres muchos amigos por el camino; amigos que te vas reencontrando. Es el caso de Einar, un amigo al que he visitado varias veces en Islandia y que ahora está pasando unos días en casa con […]

    Una visita de la lejana Islandia

    A veces viajas para ver amigos, y a veces son ellos los que te viajan. Quiero decir que ellos te visitan en nombre de la amistad y para contarte cosas de su país. Es lo bueno de los viajes, que no sólo ves lugares maravillosos, si no que también descubres muchos amigos por el camino; amigos que te vas reencontrando. Es el caso de Einar, un amigo al que he visitado varias veces en Islandia y que ahora está pasando unos días en casa con […]

    Continuar leyendo...

  • Se acabó. Por fin he conseguido fugarme del pueblo-prisión de Veenhuizen. Después de pasar todo el mes de julio en este original pueblo holandés, entre canales, marismas, bicicletas y módulos carcelarios, me largo para el sur, a pasar calor en mi casa. La verdad es que, visto lo visto, en Veenhuizen se vive muy bien. ¡Y fresquito! Pero al final he hecho como los hermanos Dalton, he pedido el montante y me he largado. Me preguntan los amigos si salgo con la condicional. La verdad […]

    Fuga del pueblo-prisión de Veenhuizen

    Se acabó. Por fin he conseguido fugarme del pueblo-prisión de Veenhuizen. Después de pasar todo el mes de julio en este original pueblo holandés, entre canales, marismas, bicicletas y módulos carcelarios, me largo para el sur, a pasar calor en mi casa. La verdad es que, visto lo visto, en Veenhuizen se vive muy bien. ¡Y fresquito! Pero al final he hecho como los hermanos Dalton, he pedido el montante y me he largado. Me preguntan los amigos si salgo con la condicional. La verdad […]

    Continuar leyendo...