Archivo para noviembre, 2014

  • La ciudad de Dali, situada a unos 300 kilómetros de Kunming, la capital de Yunnan, es una meca turística desde hace años. Los viajeros independientes solían ir allí, con la mochila a la espalda, en busca de lo auténtico, pero en los últimos años el turismo ha aumentado a niveles increíbles. Sea como sea, a pesar de las multitudes, Dali sigue siendo una ciudad bonita, con hoteles con encanto (como el Fairlyland), ambiente tranquilo, un mercado lleno de colorido y restaurantes que muestran en la […]

    Excelencia de la comida en Dali (Yunnan)

    La ciudad de Dali, situada a unos 300 kilómetros de Kunming, la capital de Yunnan, es una meca turística desde hace años. Los viajeros independientes solían ir allí, con la mochila a la espalda, en busca de lo auténtico, pero en los últimos años el turismo ha aumentado a niveles increíbles. Sea como sea, a pesar de las multitudes, Dali sigue siendo una ciudad bonita, con hoteles con encanto (como el Fairlyland), ambiente tranquilo, un mercado lleno de colorido y restaurantes que muestran en la […]

    Continuar leyendo...

  • Hay dos cosas en las que la provincia china de Yunnan roza la excelencia: el te y la caligrafía. El mejor te es el de pu’er, de color negro y fermentado. Suele venderse compactado en grandes discos que se acumulan en tiendas tan selectas que a veces se confunden con joyerías. En cuanto a la caligrafía, es un hecho que ser calígrafo en China es gozar de un estatus muy especial. No se trata sólo de escribir, si no de trazar los caracteres con arte. […]

    Te y caligrafía

    Hay dos cosas en las que la provincia china de Yunnan roza la excelencia: el te y la caligrafía. El mejor te es el de pu’er, de color negro y fermentado. Suele venderse compactado en grandes discos que se acumulan en tiendas tan selectas que a veces se confunden con joyerías. En cuanto a la caligrafía, es un hecho que ser calígrafo en China es gozar de un estatus muy especial. No se trata sólo de escribir, si no de trazar los caracteres con arte. […]

    Continuar leyendo...

  • En los viajes el azar también juega. Sucedió, por ejemplo, en el pueblo de Tuanshan, donde coincidí con una boda. El pueblo, muy bien conservado, es ya de por sí una maravilla, pero me sorprendía ver las calles tan vacías. Cuando llegué al lugar dónde se celebraba la boda, supe a qué se debía: todo el mundo estaba allí, comiendo y bebiendo, celebrando el enlace de una joven pareja. Tuanshan tiene la particularidad de que está habitada desde el siglo XIV, casi en su totalidad, […]

    Una boda y cuatro funerales… en versión china

    En los viajes el azar también juega. Sucedió, por ejemplo, en el pueblo de Tuanshan, donde coincidí con una boda. El pueblo, muy bien conservado, es ya de por sí una maravilla, pero me sorprendía ver las calles tan vacías. Cuando llegué al lugar dónde se celebraba la boda, supe a qué se debía: todo el mundo estaba allí, comiendo y bebiendo, celebrando el enlace de una joven pareja. Tuanshan tiene la particularidad de que está habitada desde el siglo XIV, casi en su totalidad, […]

    Continuar leyendo...

  • Dos ríos se cruzan cerca de la ciudad china de Jianshui, zigzagueando como lo harían dos dragones inquietos. Justo allí se levanta un maravilloso puente que recibe el poético nombre de Puente de los Dos Dragones. Al atardecer, cuando lo envuelve la luz cálida, su belleza resulta hipnotizante. Cuando se construyó el puente en el siglo XVIII, durante la dinastía Qing, sólo tenía tres arcos, pero se fue ampliando con los años hasta alcanzar los 148 metros de largo y los diecisiete arcos que tiene […]

    El bellísimo Puente de los Dos Dragones

    Dos ríos se cruzan cerca de la ciudad china de Jianshui, zigzagueando como lo harían dos dragones inquietos. Justo allí se levanta un maravilloso puente que recibe el poético nombre de Puente de los Dos Dragones. Al atardecer, cuando lo envuelve la luz cálida, su belleza resulta hipnotizante. Cuando se construyó el puente en el siglo XVIII, durante la dinastía Qing, sólo tenía tres arcos, pero se fue ampliando con los años hasta alcanzar los 148 metros de largo y los diecisiete arcos que tiene […]

    Continuar leyendo...

  • Es imposible que la dimensión de las pipas de Yunnan pase desapercibida. Cuando las ves, te asombran tanto la longitud, que puede variar del medio metro al metro, como el diámetro, de entre diez y veinte centímetros. Sus propietarios suelen fumarlas agachados, muy concentrados, mientras borbotea el agua en el interior del largo tubo. Paseando por Jianshui, una de las bellas ciudades de Yunnan, es fácil encontrarse con orgullosos propietarios de pipas que las exhiben como si fueran tótems. En una tienda cercana a la […]

    Las “discretas” pipas de Yunnan

    Es imposible que la dimensión de las pipas de Yunnan pase desapercibida. Cuando las ves, te asombran tanto la longitud, que puede variar del medio metro al metro, como el diámetro, de entre diez y veinte centímetros. Sus propietarios suelen fumarlas agachados, muy concentrados, mientras borbotea el agua en el interior del largo tubo. Paseando por Jianshui, una de las bellas ciudades de Yunnan, es fácil encontrarse con orgullosos propietarios de pipas que las exhiben como si fueran tótems. En una tienda cercana a la […]

    Continuar leyendo...

  • En los viajes largos se producen a veces momentos de epifanía. Son instantes de iluminación en los que descubres que el mundo es mucho más bello de lo que recordabas. Tras un largo viaje que me lleva a la ciudad china de Kunming, en la lejana provincia de Yunnan, y unas cuantas horas de carretera, contemplo extasiado las terrazas de arroz, inundadas de agua, de las montañas de Yuanyang. Todo está en su sitio: se diría que las montañas están hechas de agua, que han […]

    Desde las terrazas de arroz de Yuanyang

    En los viajes largos se producen a veces momentos de epifanía. Son instantes de iluminación en los que descubres que el mundo es mucho más bello de lo que recordabas. Tras un largo viaje que me lleva a la ciudad china de Kunming, en la lejana provincia de Yunnan, y unas cuantas horas de carretera, contemplo extasiado las terrazas de arroz, inundadas de agua, de las montañas de Yuanyang. Todo está en su sitio: se diría que las montañas están hechas de agua, que han […]

    Continuar leyendo...