Bares de Bangkok

Los bares, en Bangkok, siempre ofrecen un plus, empezando por los tugurios más cutres de Patpong, siguiendo por los baretos de Sukhumvit y escalando hasta los selectos locales instalados en lo alto de los rascacielos, como el Sirocco, el Breeze o el Above Eleven. En este último, además de unas vistas que quitan el hipo, sirven una comida peruano-japonesa firmada por un discípulo del gran Gastón Acurio. Ver cómo se pone el sol desde la terraza del piso 33 es un placer de dioses.
 IMG_1205
Para los que prefieran algo más terrenal, el Charlie’s Bar, en una esquina de Soi 11, es toda una institución. Está allí desde 1982 y ya se ha convertido en un clásico. Tiene una barra recargada hasta el exceso, unas pocas mesas al aire libre y cerveza barata. La fórmula es sencilla, pero irrepetible. No hay nada como el Charlie’s Bar.
IMG_1137
 En la misma calle, viejas camionetas Volkswagen, modelo California, ofrecen una alternativa más lúdica, reconvertidas en bares de luces suaves y buenos cócteles, abiertos hasta la madrugada. Para los más in, sin embargo, se impone el Maggie Choo’s, un local a la última inspirado en el Shanghai de los años treinta. Y es que no puede negarse que en Bangkok hay de todo…