El río subterráneo de Palawan

La isla de Palawan es una maravilla que invita a pensar que el paraíso existe y se encuentra en Filipinas. Una costa virgen, una vegetación exuberante, pequeñas islas y fondos de coral jalonan un paseo por esta isla que los españoles llamaron, se supone que por similitud fonética, isla de la Paragua.
IMG_3738La capital de la isla, Puerto Princesa, es un conjunto de hoteles, restaurantes y bares que no tiene más virtud que tener cerca el aeropuerto. Para ver la auténtica belleza de Palawan hay que ir más allá, a la bahía de Corón, a la reserva de El Nido o al río subterráneo, que emerge de un acantilado de caliza como una aparición fantasmal.
IMG_3693La entrada al río, a través de la boca de una cueva, sobrecoge. Una vez dentro, hay ocho kilómetros de recorrido bajo tierra, estalactitas, murciélagos y una oscuridad que contribuye a realzar lo espectacular del río. Fuera, la playa, las palmeras y las colinas rocosas refrendan que Palawan tiene todas las cartas para ser un paraíso.