Panamá (4): Los días de las islas

No es fácil marcharse de las islas de los kuna, en Panamá. En fin… A la vista está el por qué. Un agua transparente y un conjunto bien montado de palmeras siempre tienen su atractivo.

Si a este lugar paradisíaco, digno del Robinson más robinsoniano, le añadimos el hallazgo afortunado de una isla del tesoro en la que tienen unas cuantas latas de cerveza fresca…
 
… un vivero de langostas a una distancia asequible…
…y una mesa privilegiada en primera línea de mar, pues, como diría el filósofo Schuster, “no hace falta decir nada más”. Y a disfrutar de la vida, que son cuatro días mal contados…