Feroe Archivo

  • De las dieciocho islas que componen el archipiélago de las Feroe, Mykines tiene fama de ser la más bonita. Y con razón. Sólo tiene diez kilómetros cuadrados y un único pueblo en el que viven catorce habitantes, pero la naturaleza es su fuerte. Por algo Mykines es el paraíso de los ornitólogos. Llegamos en barco desde el pueblo de Sorvagur, en una travesía de cuarenta minutos. Mientras permanecemos en el fiordo, el mar está tranquilo, pero una vez fuera las olas empiezan a mostrar su […]

    De “trekking” por la isla de Mykines

    De las dieciocho islas que componen el archipiélago de las Feroe, Mykines tiene fama de ser la más bonita. Y con razón. Sólo tiene diez kilómetros cuadrados y un único pueblo en el que viven catorce habitantes, pero la naturaleza es su fuerte. Por algo Mykines es el paraíso de los ornitólogos. Llegamos en barco desde el pueblo de Sorvagur, en una travesía de cuarenta minutos. Mientras permanecemos en el fiordo, el mar está tranquilo, pero una vez fuera las olas empiezan a mostrar su […]

    Continuar leyendo...

  • En las islas Feroe, a la que sales de la capital, Tórshavn, te das cuenta de que lo que más abunda son los pueblos pequeños, encerrados en sí mismos y abrumados por una naturaleza apabullante. Gjógv, en la isla de Eysturoy, es uno de ellos. Viven en él unas cincuenta personas y se caracteriza por un corte en la costa que da nombre al pueblo y unas casas de colores bien cuidadas que atraen a muchos pintores. En Gjógv hay un hotel que merece la […]

    Gjógv, un pueblo que parece dibujado

    En las islas Feroe, a la que sales de la capital, Tórshavn, te das cuenta de que lo que más abunda son los pueblos pequeños, encerrados en sí mismos y abrumados por una naturaleza apabullante. Gjógv, en la isla de Eysturoy, es uno de ellos. Viven en él unas cincuenta personas y se caracteriza por un corte en la costa que da nombre al pueblo y unas casas de colores bien cuidadas que atraen a muchos pintores. En Gjógv hay un hotel que merece la […]

    Continuar leyendo...

  • Dieciocho islas dan para mucho. Por tierra resulta hipnotizante ir saltando de isla en isla, a través de túneles o puentes, para descubrir la belleza inacabable de los fiordos de los Feroe; por mar, a bordo de un velero, puedes ir incluso más allá para contemplar el vuelo ingrávido de las aves, los nidos de los acantilados, la fuerza de la corriente del Golfo y grutas que ocultan una magia como de otro mundo. En una profunda gruta de la isla de Hestur, el músico […]

    Navegación y música en las Feroe

    Dieciocho islas dan para mucho. Por tierra resulta hipnotizante ir saltando de isla en isla, a través de túneles o puentes, para descubrir la belleza inacabable de los fiordos de los Feroe; por mar, a bordo de un velero, puedes ir incluso más allá para contemplar el vuelo ingrávido de las aves, los nidos de los acantilados, la fuerza de la corriente del Golfo y grutas que ocultan una magia como de otro mundo. En una profunda gruta de la isla de Hestur, el músico […]

    Continuar leyendo...

  • De repente, en las Feroe, el tiempo cambia. Así, sin avisar. Los vientos atolondrados del Atlántico Norte tienen la culpa. De los 15 grados y ambiente soleado de ayer pasamos a los 3 grados, con cielo cubierto y nevadas esporádicas. Ha llegado el frío, pero a los feroenses no parece importarles. Sólo los turistas del sur ponemos cara de desconcierto. Pero la vida sigue y se impone recorrer las islas en coche, para disfrutar de una luz tamizada por la niebla y la lluvia, y […]

    Los pueblos ensimismados de las Feroe

    De repente, en las Feroe, el tiempo cambia. Así, sin avisar. Los vientos atolondrados del Atlántico Norte tienen la culpa. De los 15 grados y ambiente soleado de ayer pasamos a los 3 grados, con cielo cubierto y nevadas esporádicas. Ha llegado el frío, pero a los feroenses no parece importarles. Sólo los turistas del sur ponemos cara de desconcierto. Pero la vida sigue y se impone recorrer las islas en coche, para disfrutar de una luz tamizada por la niebla y la lluvia, y […]

    Continuar leyendo...

  • Me gusta el Hotel Føroyar, donde estoy instalado en Tórshavn, la capital de las islas Feroe. Me gusta porque se encuentra en las afueras, a una altura desde que la que se divisa una buena vista de la ciudad, con las casas de colores rodeando el puerto y la isla de Nólsoy enfrente, con una silueta que recuerda la de una ballena. El hotel tiene solo dos plantas y está perfectamente encajado en el paisaje, con hierba en el tejado y ovejas que pacen alrededor. […]

    Una habitación con vistas en Tórshavn

    Me gusta el Hotel Føroyar, donde estoy instalado en Tórshavn, la capital de las islas Feroe. Me gusta porque se encuentra en las afueras, a una altura desde que la que se divisa una buena vista de la ciudad, con las casas de colores rodeando el puerto y la isla de Nólsoy enfrente, con una silueta que recuerda la de una ballena. El hotel tiene solo dos plantas y está perfectamente encajado en el paisaje, con hierba en el tejado y ovejas que pacen alrededor. […]

    Continuar leyendo...

  • Desde el aire, cuando el avión inicia el descenso sobre la isla de Vagar, las islas Feroe se muestran como un conjunto de rocas enormes lanzadas al mar, lejos de todo, perdidas en el mapa. Verdes, sin árboles, con mucho agua y con montañas abruptas que se dirían surgidas de un sueño. En el aeropuerto, de reducidas dimensiones, como casi todo en estas islas de en las que sólo viven unos 50.000 habitantes, nos espera Sigurdur, un muchacho animoso que nos propone, aprovechando que luce […]

    Las Feroe, islas maravillosas perdidas en el mapa

    Desde el aire, cuando el avión inicia el descenso sobre la isla de Vagar, las islas Feroe se muestran como un conjunto de rocas enormes lanzadas al mar, lejos de todo, perdidas en el mapa. Verdes, sin árboles, con mucho agua y con montañas abruptas que se dirían surgidas de un sueño. En el aeropuerto, de reducidas dimensiones, como casi todo en estas islas de en las que sólo viven unos 50.000 habitantes, nos espera Sigurdur, un muchacho animoso que nos propone, aprovechando que luce […]

    Continuar leyendo...

  • A veces los viajes se suceden sin que te de tiempo a descansar. Domingo vuelo a las islas Feroe, después de pasar unos días felices en Camboya y Tailandia (dejo para más adelante las entradas correspondientes a ambos países). Las Feroe siempre me han intrigado, quizás porque son uno de los pocos lugares de cultura nórdica que no conozco. Dicen que el feroés es parecido al islandés y que las 18 islas del archipiélago tienen paisajes maravillosos y gente encantadora. Espero que se confirme. Cuentan […]

    De Noruega a las Feroe, pasando por Tailandia

    A veces los viajes se suceden sin que te de tiempo a descansar. Domingo vuelo a las islas Feroe, después de pasar unos días felices en Camboya y Tailandia (dejo para más adelante las entradas correspondientes a ambos países). Las Feroe siempre me han intrigado, quizás porque son uno de los pocos lugares de cultura nórdica que no conozco. Dicen que el feroés es parecido al islandés y que las 18 islas del archipiélago tienen paisajes maravillosos y gente encantadora. Espero que se confirme. Cuentan […]

    Continuar leyendo...