Grecia Archivo

  • Hay pocas cosas tan placenteras como contemplar un atardecer desde el puerto cretense de La Canea. Bueno, escribo cretense pero también podría escribir veneciano, porque tras la Cuarta Cruzada, en el siglo XIII, los venecianos dominaron la isla, que fue ocupada posteriormente por genoveses y turcos. La larga presencia turca también ha dejado huella en La Canea, pero cuando te encuentras en el acogedor puerto, que data del siglo XV, todo parece respirar un aire clásico que conecta mejor con el espíritu veneciano. Pasear por […]

    El puerto veneciano de La Canea

    Hay pocas cosas tan placenteras como contemplar un atardecer desde el puerto cretense de La Canea. Bueno, escribo cretense pero también podría escribir veneciano, porque tras la Cuarta Cruzada, en el siglo XIII, los venecianos dominaron la isla, que fue ocupada posteriormente por genoveses y turcos. La larga presencia turca también ha dejado huella en La Canea, pero cuando te encuentras en el acogedor puerto, que data del siglo XV, todo parece respirar un aire clásico que conecta mejor con el espíritu veneciano. Pasear por […]

    Continuar leyendo...

  • Lo que me gusta de Creta es que es una isla de mar y montaña. A diferencia de las otras islas griegas, en Creta hay picos de más de dos mil metros, como el Monte Ida, de 2.460. Si le añadimos los más de mil kilómetros de costa, la oferta es inmejorable. En un coche alquilado puedes pasar de un lado al otro de la isla sin problemas, aunque si lo prefieres puedes perderte por las maravillosas Montañas Blancas. La montaña, en Creta, siempre es […]

    Las bellas montañas de Creta

    Lo que me gusta de Creta es que es una isla de mar y montaña. A diferencia de las otras islas griegas, en Creta hay picos de más de dos mil metros, como el Monte Ida, de 2.460. Si le añadimos los más de mil kilómetros de costa, la oferta es inmejorable. En un coche alquilado puedes pasar de un lado al otro de la isla sin problemas, aunque si lo prefieres puedes perderte por las maravillosas Montañas Blancas. La montaña, en Creta, siempre es […]

    Continuar leyendo...

  • Una de las playas más bellas de Creta es la que aparece en la película Zorba el Griego (1964), de Michel Cacoyannis. Se encuentra cerca de La Canea, una hermosa ciudad de rastro veneciano, y se llama oficialmente playa de Stavros, pero desde que en los años sesenta se filmara allí la película, todos la conocen como la playa de Zorba. El agua es cristalina, la arena dorada y el círculo que dibuja casi perfecto. Al fondo pueden verse las montañas en las que Zorba […]

    Zorba estuvo aquí

    Una de las playas más bellas de Creta es la que aparece en la película Zorba el Griego (1964), de Michel Cacoyannis. Se encuentra cerca de La Canea, una hermosa ciudad de rastro veneciano, y se llama oficialmente playa de Stavros, pero desde que en los años sesenta se filmara allí la película, todos la conocen como la playa de Zorba. El agua es cristalina, la arena dorada y el círculo que dibuja casi perfecto. Al fondo pueden verse las montañas en las que Zorba […]

    Continuar leyendo...

  • A pesar de los excesos restauradores de Arthur Evans, que descubrió las ruinas del palacio minoico en el año 1900, merece la pena ir a Cnosos. Aquí puede evocarse la época lejana en que Dédalo diseñó para el rey Minos un laberinto en el que reinaba el terror del Minotauro, un monstruo con cabeza de toro y cuerpo humano al que sólo pudo vencer Teseo con la ayuda de Ariadna, hija del rey. Evans excavó en Cnosos hasta 1941, pero fue una lástima que prefiriera […]

    La poderosa Creta del palacio de Cnosos

    A pesar de los excesos restauradores de Arthur Evans, que descubrió las ruinas del palacio minoico en el año 1900, merece la pena ir a Cnosos. Aquí puede evocarse la época lejana en que Dédalo diseñó para el rey Minos un laberinto en el que reinaba el terror del Minotauro, un monstruo con cabeza de toro y cuerpo humano al que sólo pudo vencer Teseo con la ayuda de Ariadna, hija del rey. Evans excavó en Cnosos hasta 1941, pero fue una lástima que prefiriera […]

    Continuar leyendo...

  • Recuerdo que, en un viaje por Creta en el año 2006, fui a parar, sin proponérmelo, al pueblo de Fodele, que se enorgullece de ser la cuna de El Greco. Bueno, hay quien dice que en realidad nació en Candía (la actual Heraclión), pero es mejor no decírselo a los habitantes de Fodele, orgullosos del pequeño museo dedicado al artista. En cualquier caso, el pintor se marchó de Creta a los 26 años, vivió diez años en Italia (en Venecia y en Roma) y en […]

    La bellísima Creta de El Greco

    Recuerdo que, en un viaje por Creta en el año 2006, fui a parar, sin proponérmelo, al pueblo de Fodele, que se enorgullece de ser la cuna de El Greco. Bueno, hay quien dice que en realidad nació en Candía (la actual Heraclión), pero es mejor no decírselo a los habitantes de Fodele, orgullosos del pequeño museo dedicado al artista. En cualquier caso, el pintor se marchó de Creta a los 26 años, vivió diez años en Italia (en Venecia y en Roma) y en […]

    Continuar leyendo...

  • Los rituales en la península monástica de Athos son de los que encogen el alma. La oscuridad del katholikon, las paredes ennegrecidas por el humo y el tiempo, el hábito negro de los monjes, la luz vacilante de las velas, el olor a incienso, el brillo de los ornamentos dorados de los iconos… Todo contribuye a crear un ambiente como de otro mundo; y más cuando el ritual se alarga durante horas y el aire se llena de los cánticos sombríos de los monjes, privados […]

    La otra cara del Monte Athos

    Los rituales en la península monástica de Athos son de los que encogen el alma. La oscuridad del katholikon, las paredes ennegrecidas por el humo y el tiempo, el hábito negro de los monjes, la luz vacilante de las velas, el olor a incienso, el brillo de los ornamentos dorados de los iconos… Todo contribuye a crear un ambiente como de otro mundo; y más cuando el ritual se alarga durante horas y el aire se llena de los cánticos sombríos de los monjes, privados […]

    Continuar leyendo...

  • De todos los monjes de Athos, habrá en total unos dos mil, los que más me emocionan son esos monjes ancianos que avanzan muy lentamente, pasito a pasito y apoyados en su bastón, para desplazarse por las distintas dependencias del monasterio. Apenas si hablan con nadie, viven encerrados en un mundo propio que es imposible conocer. Los hay en todos los monasterios. Conviven con los monjes más jóvenes, pero no parece que compartan mucho con ellos. Asisten a los actos religiosos con devoción callada y […]

    Los monjes más viejos de Athos

    De todos los monjes de Athos, habrá en total unos dos mil, los que más me emocionan son esos monjes ancianos que avanzan muy lentamente, pasito a pasito y apoyados en su bastón, para desplazarse por las distintas dependencias del monasterio. Apenas si hablan con nadie, viven encerrados en un mundo propio que es imposible conocer. Los hay en todos los monasterios. Conviven con los monjes más jóvenes, pero no parece que compartan mucho con ellos. Asisten a los actos religiosos con devoción callada y […]

    Continuar leyendo...

  • Athos es todo un mundo. Sin mujeres, sin vacas, sin cabras, sin televisores, sin Internet… y con muchos monjes. Athos es un mundo aparte en el que viven unos dos mil monjes repartidos en veinte monasterios amurallados a los pies de la Montaña Santa, de 2.033 metros de altura. Todo en Athos respira paz, pero cada monasterio es un mundo. Los hay de rusos, búlgaros, rumanos, chipriotas… El primero al que fui a parar fue Vatopedi, donde hace veinte años todos los monjes eran de […]

    Los peculiares monjes de Athos

    Athos es todo un mundo. Sin mujeres, sin vacas, sin cabras, sin televisores, sin Internet… y con muchos monjes. Athos es un mundo aparte en el que viven unos dos mil monjes repartidos en veinte monasterios amurallados a los pies de la Montaña Santa, de 2.033 metros de altura. Todo en Athos respira paz, pero cada monasterio es un mundo. Los hay de rusos, búlgaros, rumanos, chipriotas… El primero al que fui a parar fue Vatopedi, donde hace veinte años todos los monjes eran de […]

    Continuar leyendo...

  • He estado tres veces en la península monástica del Monte Athos, en Agion Oros (la Montaña Santa), como la llaman los griegos. Es un lugar único, cerca de Salónica, en el que se levantan veinte monasterios amurallados que se diría que viven todavia en los lejanos tiempos de Bizancio, en plena Edad Media. El hecho de que estén prohibidas las mujeres, las vacas y las cabras, y que sólo se pueda acceder con el Diamontirion, un salvoconducto firmado por cuatro abades, aumenta la tracción y […]

    Los impresionantes monasterios de Athos

    He estado tres veces en la península monástica del Monte Athos, en Agion Oros (la Montaña Santa), como la llaman los griegos. Es un lugar único, cerca de Salónica, en el que se levantan veinte monasterios amurallados que se diría que viven todavia en los lejanos tiempos de Bizancio, en plena Edad Media. El hecho de que estén prohibidas las mujeres, las vacas y las cabras, y que sólo se pueda acceder con el Diamontirion, un salvoconducto firmado por cuatro abades, aumenta la tracción y […]

    Continuar leyendo...

  • El traslado de peregrinos a Tierra Santa fue para los marinos de la Edad Media, según cuenta David Abulafia en El gran mar, un negocio muy lucrativo. Supongo que como lo son ahora las pereginaciones a Roma o a La Meca. La diferencia es que los viajes de antaño eran más largos, más peligrosos y más duros, tal como lo cuenta el dominico Félix Fabri, que en 1480 viajó de Alemania a Tierra Santa. En su crónica habla de incomodidades sin fin, de los gusanos […]

    Lord Byron y el turismo cultural

    El traslado de peregrinos a Tierra Santa fue para los marinos de la Edad Media, según cuenta David Abulafia en El gran mar, un negocio muy lucrativo. Supongo que como lo son ahora las pereginaciones a Roma o a La Meca. La diferencia es que los viajes de antaño eran más largos, más peligrosos y más duros, tal como lo cuenta el dominico Félix Fabri, que en 1480 viajó de Alemania a Tierra Santa. En su crónica habla de incomodidades sin fin, de los gusanos […]

    Continuar leyendo...