Kenya Archivo

  • Me gusta el swahili. Es un idioma sencillo en el que cada día que pasa aprendes una palabra nueva. Las más fáciles son “simba” (león), “tembo” (elefante), “safari” (viaje), “hatari” (peligro) y “hakuna matata” (No problem). Hoy, en la pista que va de Masai Mara a Isebania, en la frontera con Tanzania, he aprendido que moto es “piki piki”. Nos hemos encontrada muchas en el camino, y la mayoría cargadas hasta más allá de lo imaginable. Aparte de las motos, en las pistas africanas, de […]

    Moto en swahili es “piki piki”

    Me gusta el swahili. Es un idioma sencillo en el que cada día que pasa aprendes una palabra nueva. Las más fáciles son “simba” (león), “tembo” (elefante), “safari” (viaje), “hatari” (peligro) y “hakuna matata” (No problem). Hoy, en la pista que va de Masai Mara a Isebania, en la frontera con Tanzania, he aprendido que moto es “piki piki”. Nos hemos encontrada muchas en el camino, y la mayoría cargadas hasta más allá de lo imaginable. Aparte de las motos, en las pistas africanas, de […]

    Continuar leyendo...

  • En África los animales viven en otra dimensión. Cuando te cruzas con una manada de elefantes en Masai Mara te das cuenta de que los animales europeos no tienen nada que ver con los africanos. Pesan al nacer unos 120 kilos (no está mal para empezar), en la edad adulta comen hasta 200 kilos por día y pueden llegar a pesar 10.000 kilos. Es, en resumen, un mamífero de peso… Y, sin embargo, cuando me cruzo con ellos en África lo que me inspiran es […]

    La otra dimensión de la fauna africana

    En África los animales viven en otra dimensión. Cuando te cruzas con una manada de elefantes en Masai Mara te das cuenta de que los animales europeos no tienen nada que ver con los africanos. Pesan al nacer unos 120 kilos (no está mal para empezar), en la edad adulta comen hasta 200 kilos por día y pueden llegar a pesar 10.000 kilos. Es, en resumen, un mamífero de peso… Y, sin embargo, cuando me cruzo con ellos en África lo que me inspiran es […]

    Continuar leyendo...

  • En Masai Mara, una reserva de 1.500 kilómetros cuadrados, uno se siente transportado a un maravilloso mundo pretérito en el que la Naturaleza lo es todo. Escribió el escritor Alberto Moravia que viajar África es, en cierto modo, viajar a la Prehistoria. Tenía razón. Y es que aquí tienes la impresión de que la civilización occidental queda muy lejos. Ni los castillos ni las ermitas dominan un paisaje en el que se imponen los grandes árboles y la extensa sabana. Y la fauna salvaje, por […]

    Los leones de Masai Mara

    En Masai Mara, una reserva de 1.500 kilómetros cuadrados, uno se siente transportado a un maravilloso mundo pretérito en el que la Naturaleza lo es todo. Escribió el escritor Alberto Moravia que viajar África es, en cierto modo, viajar a la Prehistoria. Tenía razón. Y es que aquí tienes la impresión de que la civilización occidental queda muy lejos. Ni los castillos ni las ermitas dominan un paisaje en el que se imponen los grandes árboles y la extensa sabana. Y la fauna salvaje, por […]

    Continuar leyendo...

  • William Nkumum es un masai que trabaja como ojeador para el Kandili Camp, un campamento que regenta la española Ana Pérez en las cercanías de Masai Mara, en un lugar espectacular a un paso de Leopard Gorge, donde la BBC filmó la serie Big Cat. William es tan buen ojeador que podría decirse que allí donde pone el ojo hay un león. Lo bueno de William es que tiene además un excelente sentido del humor. Él mismo se ríe cuando recuerda el viaje que hizo […]

    El masai que conoció la nieve en Andorra

    William Nkumum es un masai que trabaja como ojeador para el Kandili Camp, un campamento que regenta la española Ana Pérez en las cercanías de Masai Mara, en un lugar espectacular a un paso de Leopard Gorge, donde la BBC filmó la serie Big Cat. William es tan buen ojeador que podría decirse que allí donde pone el ojo hay un león. Lo bueno de William es que tiene además un excelente sentido del humor. Él mismo se ríe cuando recuerda el viaje que hizo […]

    Continuar leyendo...

  • De Nairobi a la reserva de Masai Mara hay 270 kilómetros. Si estuviéramos en Europa podríamos calcular unas tres horas. Pero estamos en África, y la diferencia es importante. De entrada hay que sumarle el atasco de Nairobi; y también hay que tener en cuenta que una carretera africana siempre tiene sus sorpresas. Tramos sin asfaltar, por ejemplo, obras caóticas o gente caminando por el arcén, a menudo con un fardo en la cabeza. Sipongo que por todo ello hay carteles enormes que te piden […]

    Camino a Masai Mara

    De Nairobi a la reserva de Masai Mara hay 270 kilómetros. Si estuviéramos en Europa podríamos calcular unas tres horas. Pero estamos en África, y la diferencia es importante. De entrada hay que sumarle el atasco de Nairobi; y también hay que tener en cuenta que una carretera africana siempre tiene sus sorpresas. Tramos sin asfaltar, por ejemplo, obras caóticas o gente caminando por el arcén, a menudo con un fardo en la cabeza. Sipongo que por todo ello hay carteles enormes que te piden […]

    Continuar leyendo...

  • A Nairobi le llaman a veces Nairobery, por los muchos robos que allí se cometen, pero en este viaje ni he intuido el peligro. De lo que no me he librado es de los atascos, un clásico en la capital de Kenya. Es en estos atascos que amenazan con eternizarse, como en un cuento de Cortázar, donde comprendo porque se dice que el tiempo en África no tiene nada que ver con el de Europa. “En Europa tenéis los relojes, pero en África tenemos el […]

    Los atascos eternos de Nairobery

    A Nairobi le llaman a veces Nairobery, por los muchos robos que allí se cometen, pero en este viaje ni he intuido el peligro. De lo que no me he librado es de los atascos, un clásico en la capital de Kenya. Es en estos atascos que amenazan con eternizarse, como en un cuento de Cortázar, donde comprendo porque se dice que el tiempo en África no tiene nada que ver con el de Europa. “En Europa tenéis los relojes, pero en África tenemos el […]

    Continuar leyendo...

  • Decididamente, el tiempo pasa. Dejo atrás Mongolia y llego a Kenya para emprender un viaje africano. La ruta apunta a lugares emblemáticos como Masai Mara, el lago Victoria, Serengeti, Ngorongoro, Arusha…, pero la primera parada es en Nairobi, una ciudad a la que no le tengo cariño, probablemente porque las ciudades africanas tienden a crecer mal. Hay dos sitios, sin embargo, a los que me gusta volver: el centenario Hotel Stanley y la Biblioteca McMillan. En el Stanley me gusta revivir historias de exploradores y […]

    Lo que queda del mítico árbol del Hotel Stanley

    Decididamente, el tiempo pasa. Dejo atrás Mongolia y llego a Kenya para emprender un viaje africano. La ruta apunta a lugares emblemáticos como Masai Mara, el lago Victoria, Serengeti, Ngorongoro, Arusha…, pero la primera parada es en Nairobi, una ciudad a la que no le tengo cariño, probablemente porque las ciudades africanas tienden a crecer mal. Hay dos sitios, sin embargo, a los que me gusta volver: el centenario Hotel Stanley y la Biblioteca McMillan. En el Stanley me gusta revivir historias de exploradores y […]

    Continuar leyendo...

  • Llueve, hace un tiempo de Semana Santa y lo aprovecho para leer Diario de Kenia (1902-1906), de Richard Meinertzhagen, publicado por Ediciones del Viento. En algunos momentos es un libro duro, pero merece la pena leerlo como retrato de una África de hace casi cien años. Escribre Meinertzhagen: “Cuando llegué al país me obsesionaba una declarada sed de sangre. Cazar es el instinto primitivo del hombre y yo le di rienda suelta”. Meinertzhagen, nacido en Londres en 1878, fue un ornitólogo famoso elogiado nada menos […]

    De cacería por África

    Llueve, hace un tiempo de Semana Santa y lo aprovecho para leer Diario de Kenia (1902-1906), de Richard Meinertzhagen, publicado por Ediciones del Viento. En algunos momentos es un libro duro, pero merece la pena leerlo como retrato de una África de hace casi cien años. Escribre Meinertzhagen: “Cuando llegué al país me obsesionaba una declarada sed de sangre. Cazar es el instinto primitivo del hombre y yo le di rienda suelta”. Meinertzhagen, nacido en Londres en 1878, fue un ornitólogo famoso elogiado nada menos […]

    Continuar leyendo...