Manila Archivo

  • En Manila la mayoría de apellidos son españoles, pero muy poca gente habla castellano. Cierto que Magallanes tomó posesión de las islas, en 1521, en nombre de España, y las llamó Filipinas en homenaje a Felipe II, pero ha llovido mucho desde entonces. Las islas fueron españolas hasta que en 1898 pasaron a Estados Unidos, que organizaron la enseñanza en inglés. Los gringos se quedaron hasta 1946, y ahí siguen los filipinos, hablando inglés y tagalo, además de 111 dialectos. Como lo que se lleva […]

    Filipinas y el lejano legado español

    En Manila la mayoría de apellidos son españoles, pero muy poca gente habla castellano. Cierto que Magallanes tomó posesión de las islas, en 1521, en nombre de España, y las llamó Filipinas en homenaje a Felipe II, pero ha llovido mucho desde entonces. Las islas fueron españolas hasta que en 1898 pasaron a Estados Unidos, que organizaron la enseñanza en inglés. Los gringos se quedaron hasta 1946, y ahí siguen los filipinos, hablando inglés y tagalo, además de 111 dialectos. Como lo que se lleva […]

    Continuar leyendo...

  • Lo malo de las Filipinas es que pillan lejos, muy lejos. Son seis horas de avión hasta Qatar y, después de una pausa poco oportuna en el territorio desabrido del aeropuerto, nueve más hasta Manila. Si a esto le sumamos el cambio de hora, llegas descompuesto. Lo bueno es que merece la pena viajar hasta allí. La bienvenida te la dan los numerosos jeepneys que nos cruzamos en el camino hacia el hotel.   Los jeepneys son un invento de Leonardo Sarao, un filipino con […]

    Los jeepneys te dan la bienvenida a Manila

    Lo malo de las Filipinas es que pillan lejos, muy lejos. Son seis horas de avión hasta Qatar y, después de una pausa poco oportuna en el territorio desabrido del aeropuerto, nueve más hasta Manila. Si a esto le sumamos el cambio de hora, llegas descompuesto. Lo bueno es que merece la pena viajar hasta allí. La bienvenida te la dan los numerosos jeepneys que nos cruzamos en el camino hacia el hotel.   Los jeepneys son un invento de Leonardo Sarao, un filipino con […]

    Continuar leyendo...