Uzbekistán Archivo

  • <!–[if !mso]><![endif]–> No fue fácil regresar a Tashkent desde el valle de Fergana. Empezó a nevar a primera hora y no dejó de hacerlo durante todo el día. En Kokand, la visita bajo la nieve del gran palacio del khan y de los mausoleos de la Necrópolis tuvo algo de fantasmagórico. Circulaban pocos coches y la gente caminaba acurrucada, con prisa por llegar a casa.             Hacia las 3 de la tarde iniciamos el regreso a Tashkent y, antes del ascenso al paso de Kimchat,cumplimos […]

    Uzbekistán (y 15): Adiós en Tashkent

    <!–[if !mso]><![endif]–> No fue fácil regresar a Tashkent desde el valle de Fergana. Empezó a nevar a primera hora y no dejó de hacerlo durante todo el día. En Kokand, la visita bajo la nieve del gran palacio del khan y de los mausoleos de la Necrópolis tuvo algo de fantasmagórico. Circulaban pocos coches y la gente caminaba acurrucada, con prisa por llegar a casa.             Hacia las 3 de la tarde iniciamos el regreso a Tashkent y, antes del ascenso al paso de Kimchat,cumplimos […]

    Continuar leyendo...

  • El Tantana es un local espacioso y de luz escasa de la ciudad de Fergana, a medio camino entre el restaurante de grupos y la sala de fiestas de ambiente canalla. Los pocos extranjeros que hay son casi todos rusos o ucranianos. Como en nuestro pequeño grupo hay mayoría de Ucrania, los que no lo somos ya hemos aprendido a decir “Da” cuando nos preguntan si somos ucranianos. Así lo hacemos con los seguratas que mantienen a raya a los curiosos frente a una puerta […]

    Uzbekistán (14): “Guerra y Plov” en Fergana

    El Tantana es un local espacioso y de luz escasa de la ciudad de Fergana, a medio camino entre el restaurante de grupos y la sala de fiestas de ambiente canalla. Los pocos extranjeros que hay son casi todos rusos o ucranianos. Como en nuestro pequeño grupo hay mayoría de Ucrania, los que no lo somos ya hemos aprendido a decir “Da” cuando nos preguntan si somos ucranianos. Así lo hacemos con los seguratas que mantienen a raya a los curiosos frente a una puerta […]

    Continuar leyendo...

  • El Valle de Fergana es un mundo aparte dentro de Uzbekistán. Está formado por tierras fértiles donde vive el 30% de la población de un país que en sus dos terceras partes es desierto. El Valle de Fergana es, pues, un maravilloso mundo aparte, a tan sólo un paso del Kirguistán. Se encuentra a 270 kilómetros de Tashkent y para llegar hasta allí hay que pasar por el alto de Kamchik, de 2.670 metros. La carretera, llena de curvas y con nieve a ambos lados, […]

    Uzbekistán (13): El Valle de Fergana

    El Valle de Fergana es un mundo aparte dentro de Uzbekistán. Está formado por tierras fértiles donde vive el 30% de la población de un país que en sus dos terceras partes es desierto. El Valle de Fergana es, pues, un maravilloso mundo aparte, a tan sólo un paso del Kirguistán. Se encuentra a 270 kilómetros de Tashkent y para llegar hasta allí hay que pasar por el alto de Kamchik, de 2.670 metros. La carretera, llena de curvas y con nieve a ambos lados, […]

    Continuar leyendo...

  • <!–[if !mso]><![endif]–> En el mausoleo de Tamerlán en Samarkanda –bellísimo, impactante- me impresiona la lápida negra bajo la cual reposan los restos del gran conquistador. De hecho, hay cinco tumbas bajo la cúpula; la más fotografiada es la de Tamerlán, pero la que más me intriga es una en la que nadie sabe quién reposa. En la cabecera alguien clavó un palo con una cola de caballo colgada de lo más alto, lo que lleva a pensar que se trataba de un nómada desconocido que […]

    Uzbekistán (12): “Embajada a Tamerlán”

    <!–[if !mso]><![endif]–> En el mausoleo de Tamerlán en Samarkanda –bellísimo, impactante- me impresiona la lápida negra bajo la cual reposan los restos del gran conquistador. De hecho, hay cinco tumbas bajo la cúpula; la más fotografiada es la de Tamerlán, pero la que más me intriga es una en la que nadie sabe quién reposa. En la cabecera alguien clavó un palo con una cola de caballo colgada de lo más alto, lo que lleva a pensar que se trataba de un nómada desconocido que […]

    Continuar leyendo...

  • Siempre quise viajar a Samarkanda… Supongo que el anhelo surgió hace muchos años, cuando descubrí, leyendo La casa dorada de Samarkanda, que Samarkanda era una de esos nombres mágicos que incitan a la aventura. Igual sucede con Zanzíbar, Madagascar y Tombuctú… Entonces me gustaba leer y releer las aventuras del Corto Maltés por Samarkanda, y me atraía la ciudad porque había sido etapa destacada de la Ruta de la Seda, etiqueta que asocio a viajes soñados y a caravanas de camellos que avanzan lentamente por […]

    Uzbekistán (11): Samarkanda y el Corto Maltés

    Siempre quise viajar a Samarkanda… Supongo que el anhelo surgió hace muchos años, cuando descubrí, leyendo La casa dorada de Samarkanda, que Samarkanda era una de esos nombres mágicos que incitan a la aventura. Igual sucede con Zanzíbar, Madagascar y Tombuctú… Entonces me gustaba leer y releer las aventuras del Corto Maltés por Samarkanda, y me atraía la ciudad porque había sido etapa destacada de la Ruta de la Seda, etiqueta que asocio a viajes soñados y a caravanas de camellos que avanzan lentamente por […]

    Continuar leyendo...

  • La ciudad de Shakhrisabz, nombre que significa “ciudad verde”, está situada en una fértil llanura a unos 80 kilómetros de Samarkanda. Allí nació en 1336 el gran conquistador Tamerlán, y en esta región pasaba sus inviernos, en el siglo IV a. C., Alejandro Magno. Aquí, por cierto, fue donde conoció a la guapa y mítica Roxana. Del que fuera Palacio de Verano de Tamerlán, el más grande de los edificios jamás construidos por el conquistador, sólo quedan en pie dos inmensos pilares, de 88 metros […]

    Uzbekistán (10): El palacio de Shakhrisabz

    La ciudad de Shakhrisabz, nombre que significa “ciudad verde”, está situada en una fértil llanura a unos 80 kilómetros de Samarkanda. Allí nació en 1336 el gran conquistador Tamerlán, y en esta región pasaba sus inviernos, en el siglo IV a. C., Alejandro Magno. Aquí, por cierto, fue donde conoció a la guapa y mítica Roxana. Del que fuera Palacio de Verano de Tamerlán, el más grande de los edificios jamás construidos por el conquistador, sólo quedan en pie dos inmensos pilares, de 88 metros […]

    Continuar leyendo...

  • Tres águilas sobrevuelan el pueblo cuando llego a Langar. Estamos en el corazón de las montañas, a 1.400 metros de altura, y lo primero que me llama la atención es un cementerio tan grande en un pueblo tan pequeño. Lo segundo es que, entre los enterrados, haya varios centenarios, lo que confirma la longevidad de las gentes de aquellas montañas.           Langar es un pueblo extraño, con casas camufladas en la montaña y una hermosa mezquita del siglo XV, un tanto degradada, que rinde homenaje, […]

    Uzbekistán (9): En las montañas de Langar

    Tres águilas sobrevuelan el pueblo cuando llego a Langar. Estamos en el corazón de las montañas, a 1.400 metros de altura, y lo primero que me llama la atención es un cementerio tan grande en un pueblo tan pequeño. Lo segundo es que, entre los enterrados, haya varios centenarios, lo que confirma la longevidad de las gentes de aquellas montañas.           Langar es un pueblo extraño, con casas camufladas en la montaña y una hermosa mezquita del siglo XV, un tanto degradada, que rinde homenaje, […]

    Continuar leyendo...

  • Hay, cerca de Bukhara, un lugar que conmueve: el mausoleo de Bakhautdin Naqshband, un místico sufí de quien se dice que era muy milagroso. Vivió en el siglo XIV y sus seguidores, que forman la orden sufí más influyente del mundo, le levantaron un mausoleo en el siglo XVI. Hace unos años este lugar sagrado para los sufís era una pura ruina, pero los fieles seguían visitándolo con devoción. Daban tres vueltas alrededor de un tronco muerto que consideran sagrado, dejaban unos billetes bajo el […]

    Uzbekistán (8): El santuario sufí de Naqshband

    Hay, cerca de Bukhara, un lugar que conmueve: el mausoleo de Bakhautdin Naqshband, un místico sufí de quien se dice que era muy milagroso. Vivió en el siglo XIV y sus seguidores, que forman la orden sufí más influyente del mundo, le levantaron un mausoleo en el siglo XVI. Hace unos años este lugar sagrado para los sufís era una pura ruina, pero los fieles seguían visitándolo con devoción. Daban tres vueltas alrededor de un tronco muerto que consideran sagrado, dejaban unos billetes bajo el […]

    Continuar leyendo...

  • Los viajes, a menudo, tienen momentos raros. Es lo que tiene salir de la monotonía del día a día. En Bukhara, por ejemplo, acabamos cenando en una madraza-museo. La mesa estaba dispuesta en el corazón de la antigua madraza y a nuestro alrededor había vitrinas con trajes típicos, platas decoradas e instrumentos de música. Era todo muy raro; y hacía frío. Una estufa de gas trataba de calentar la sala, pero los frecuentes cortes de suministro convertían en inútil su propósito.         La cena estuvo […]

    Uzbekistán (7): De Bukhara a la Tomatina de Bunyol

    Los viajes, a menudo, tienen momentos raros. Es lo que tiene salir de la monotonía del día a día. En Bukhara, por ejemplo, acabamos cenando en una madraza-museo. La mesa estaba dispuesta en el corazón de la antigua madraza y a nuestro alrededor había vitrinas con trajes típicos, platas decoradas e instrumentos de música. Era todo muy raro; y hacía frío. Una estufa de gas trataba de calentar la sala, pero los frecuentes cortes de suministro convertían en inútil su propósito.         La cena estuvo […]

    Continuar leyendo...

  • Escribe Colin Thubron en El corazón perdido de Asiaque hasta 1870 los occidentales no osaron entrar en Bukhara, ciudad noble, sublime y peligrosa que tuvo su máximo esplendor en los míticos tiempos de la siempre atractiva Ruta de la Seda.         Las cosas han cambiado, evidentemente, y hoy, Bukhara, junto con Samarcanda, es el principal destino turístico de Uzbekistán. Sigue habiendo bazares en la ciudad, pero los turistas prefieren visitar la fortaleza del Khan, protegida por gruesas murallas, y el Kalon, el minarete de 47 […]

    Uzbekistán (6): Nostalgia de la antigua Bukhara

    Escribe Colin Thubron en El corazón perdido de Asiaque hasta 1870 los occidentales no osaron entrar en Bukhara, ciudad noble, sublime y peligrosa que tuvo su máximo esplendor en los míticos tiempos de la siempre atractiva Ruta de la Seda.         Las cosas han cambiado, evidentemente, y hoy, Bukhara, junto con Samarcanda, es el principal destino turístico de Uzbekistán. Sigue habiendo bazares en la ciudad, pero los turistas prefieren visitar la fortaleza del Khan, protegida por gruesas murallas, y el Kalon, el minarete de 47 […]

    Continuar leyendo...